Las Pornógrafas

Hierba mala nunca muere

¿Cómo se describen Las Pornógrafas? como el espacio que te pone caliente, caliente por la información, caliente por el debate y la crítica. Las pornógrafas somos la hierba que nunca muere y por eso les hacemos frente a los discursos que regulan nuestrxs cuerpxs y mentes.

 

INFORMACIÓN GENERAL

Nombre: Las Pornógrafas

Frecuencia: Semanal

Emisión: Lunes 18:00 horas – Ecuador por www.wambraradio.com

Duración: 1 hora

Formato: Radio revista en vivo

Producción: El Punto

Integrantes del programa:

Devy Grijalva: locutora

Horus Rojo: locutora, encargada de redes sociales

Kevin Sanabria Prado: locutor, encargado de consola

Pavlova Carrera: segmento “Svetlana Popop

Alejandra Romero: locutora

Angel Burbano: locutor, coordinador del programa

Dayana Aguilar: locutora, coordinadora del programa

Julio Sanabria Prado: encargada de redes sociales, consola, coordinadora del programa

Segmentos:

– Pornotopedia: ​espacio de producción y replica de radioteatros.

– El Porno invitado del día: ​espacio de entrevistas.

– Posporno-reportajes: ​producción sobre temáticas coyunturales o de interés colectivo.

– Los cuasiporno: recopilación de opiniones basados en una pregunta o tema específicos a manera de vox populi.

– Porno testimonio: ​recoger testimonios sobre un tema.

– Debate: ​espacio donde las opiniones y críticas del público y de los locutores se pone en escena.

– Sabías qué?: ​pequeñas informaciones sobre temas de sexualidad.

– Agenda Porno-Cultural: ​listado de eventos alternativos a llevarse acabo en la ciudad y el país.

– La porno-question: se lanza una pregunta para que el público responda, espacio de interacción.

 

Pornógrafas surge por interés personal y político de compañeras y compañeros interesados en temas de, arte, identidades diversas con la necesidad visibilizar propio, personales, desde nuestras realidades personales, para comunicar desde un activismo las necesidades de grupos contrahegemónicos, en varios campos con un enfoque especial en el arte, el performance y la literatura.

Comunitaria