¿Dónde están? La pregunta incómoda que ningún gobierno contesta

Telmo Pacheco desapareció hace seis años. Él es uno de los más de 4400 personas desaparecidas en Ecuador desde el 01 de enero del 2013 hasta el 16 de junio del 2015. La Asociación de Amigos y Familiares de Personas Desaparecidas de Ecuador, ASFADEC, nació con el fin de visibilizar la problemática de los desaparecidos en el país, y de exigir al gobierno respuestas urgentes. El 30 de agosto, Día Internacional de los Desaparecidos, volvieron a las calles para decir una vez más: ¿Dónde están?

 

Por: Verónica Calvopiña @kinoraxx

La desaparición

El fútbol era la vida para Telmo; primero como jugador de segunda categoría, y luego como entrenador de las divisiones menores de El Nacional. En sus recorridos diarios por la ciudad, entre su casa cerca de La Basílica y las canchas, muchas veces, durante muchos años, vio a un hombre sosteniendo un cartel con la cara de sus hijos en la Plaza Grande. No se interesó por saber su nombre, ni lo que hacía, lo veía con indiferencia; su rutina era como la de cualquier persona común.

Telmo Pacheco busca a su hijo desde 2011

Hasta que ese día, 28 de octubre de 2011, su hijo también llamado Telmo desapareció; hasta hoy día, su familia no sabe dónde está o qué pasó con él. Lo último que sabían es que llegó hasta Vilcabamba para participar de un retiro espiritual convocado por una iglesia evangélica. Telmo asegura que su vida terminó ese día. Dejó el fútbol, los entrenamientos y las canchas para dedicar el cien por ciento de su tiempo a buscar a su hijo. Visitó hospitales, morgues, asistió a audiencias, pero sin mayores resultados. Solo entonces supo que ese hombre a quien él veía en la Plaza Grande también buscaba a sus hijos desde hace 30 años y se enteró que se llamaba Pedro Restrepo. También supo que su caso no era el único, que así como su hijo, hay alrededor de 4.400 personas desaparecidas en Ecuador, desde el 01 de enero del 2013, al 16 de junio del 2015, y que el 67% son mujeres.

Al principio, la búsqueda la hizo solo con su familia: “Tuvimos que viajar por iniciativa propia, pegar afiches por donde podíamos, por Quito, Loja, el Oriente”. Pero no tuvo resultados, es más, la Fiscalía de Loja dio por cerrado el caso: “En el caso de mi hijo, a los 45 días el Fiscal cerró el caso. Dijo que era un chico joven, que está andando por su cuenta”, por lo que Telmo decidió acercarse a las organizaciones de derechos humanos para continuar su búsqueda.

Tiempo después conocería a otro padre en la Plaza Grande, Walter Garzón, quien vino a Ecuador en busca de su hija Carolina, joven colombiana que desapareció en 2012 mientras se encontraba de viaje en el país. Walter había reunido poco a poco a las familias que tenían un integrante desaparecido, las motivó para hacer plantones y protestar. Walter, Telmo y otras familias formaron la Asociación de Amigos y Familiares de Personas Desaparecidas de Ecuador, ASFADEC. Según Telmo la organización se dedica a visibilizar la problemática de la desaparición de personas y al mismo tiempo, quieren sensibilizar a la gente “para que no crean que este problema es únicamente de los familiares sino que es de toda la sociedad”.

ASFADEC comenzó a reunirse todos los miércoles en la Plaza Grande, logrando hacer público la gran cantidad de personas desaparecidas en Ecuador. En 2013, la DINASEP, Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros, se crea como el organismo encargado de investigar la desaparición de personas. Esto para la organización es un logro, pero a la vez creen que no ha solucionado nada. Según cifras de la Fiscalía General del Estado, entre enero y julio del 2016 se reportaron 6387 casos de ciudadanos reportados como desaparecidos, de los cuales se resolvió el 82% de casos. Sin embargo, ASFADEC menciona que las personas localizadas son encontradas con o sin vida por terceras personas. Telmo cuestiona la falta de preparación de los más de 200 agentes encargados de investigar estos casos, al igual que la preparación de jueces y fiscales para atender el tema específico de las desapariciones.

Telmo, o Don Telmo como le dicen en la organización, asegura haber conversado con los agentes y quienes le dijeron que no han recibido capacitación; los fiscales encargados de los casos incluso han preguntado a ASFADEC qué es lo que quieren que se haga. Esta situación hace que Telmo cuestione las investigaciones y el trabajo de estos organismos, por lo que exigen se formen agentes especializados y sensibles al tema: “Solo aquí en Pichincha existe una Fiscalía para desaparecidos, pero porque está el rótulo, no porque están capacitados. En todas las provincias existen Fiscalías dedicadas a actos administrativos, pero no a una investigación seria como amerita este tema. Seguiremos luchando para que al menos las autoridades tomen conciencia que están haciendo una mala investigación”.

Pero no solo la falta de investigación sería el problema, también están las escasas estadísticas. Según Telmo Pacheco, la última vez que Fiscalía General les entregó cifras oficiales fue en 2015.

De las 4 400 personas desaparecidas, el 67% de los desaparecidos son mujeres, de entre 11 a 25 años. Ante estos datos, ASFADEC estima que el número de desaparecidos debe ser mayor, “si se toma en cuenta que todos los días desaparecen personas”, asegura Telmo. Otro problema son las incongruencias en las cifras entregadas por Fiscalía, “Por ejemplo, en Pichincha nos dicen que hay mil personas desaparecidas, preguntamos ahora por sexo y nos dicen que hay 900 mujeres y 600 hombres. Esto pasa en todo el país”. Incluso menciona que el Fiscal anterior Galo Chiriboga reconocía estas incongruencias.

Estas falencias del Estado, más las nulas respuestas en muchos casos, hacen que Telmo y ASFADEC tengan la sensación de que fueron burlados en los últimos años. Aseguran que a pesar de las reuniones personales con el ex Presidente Rafael Correa, las audiencias y trámites: “El Estado tiene que hacerse responsable porque no ponen seriedad en las investigaciones”. Uno de los pedidos concretos de esta organización es que se unifiquen los protocolos de investigación y que se haga una base de datos unificada entre albergues, morgues, cementerios, cárceles, ancianatos.

Manifestación familiares y amigos de personas desaparecidas – exteriores Fiscalía Ecuador 2017

Telmo hace finalmente un llamado al nuevo gobierno y a la sociedad en general para preocuparse de este tema. Indica que hasta al momento, su organización ha mandado cuatro cartas al Presidente Lenin Moreno: “Una cuando estuvo de candidato, otra cuando estuvo para la segunda vuelta, la otra le mandamos hace dos meses y le volvimos a mandar después de un mes y hasta ahora no hemos recibido respuesta”. El pedido de ASFADEC a las afueras de Fiscalía el pasado 30 de agosto, Día Internacional de la Desaparición Forzada, es que se visibilice la problemática y se den respuestas concretas por parte del Estado.

Telmo seguirá en la Plaza Grande, a pesar de que algunas personas le griten “tirapiedras”, “politiqueros” o lo miren con indiferencia. Seguirán con su lucha pues no quiere que nadie más viva la tragedia de tener a un ser querido desaparecido: “Yo lucho por el estandarte que es mi hijo, pero atrás de él están cuatro mil personas desaparecidas, por eso es que nosotros no pararemos de luchar mientras no veamos respuestas del Estado”.

El Dato

  • Las desapariciones de mujeres tiene mayor incidencia entre 11 a 27 años y en las provincias de Guayas, Pichincha y Azuay.          
  • En Ecuador existen casos de desaparición que culminan en feminicidios pero no son investigados.
  • De la denuncias receptadas por @FiscaliaEcuador un 48% de desapariciones son de niñas/os y adolescentes entre 12 a 17 años.

 

VER VIDEO:

 

Comentarios

Comentarios

Comunitaria