La lucha del pueblo de Nicaragua contra el Canal Interoceánico

tomado de Komanilel

¿QUE QUIEREN LOS CAMPESINOS? ¡QUE SE VAYAN LOS CHINOS!

La Nicaragua campesina contra el Canal Interoceánico

De nuevo se cierne sobre Nicaragua el viejo fantasma del Canal Interoceánico, esta vez con China como nueva potencia al frente. En julio de 2013, el gobierno de Ortega aprobó la Ley 840, conocida como la Ley del Canal, y con ella firmó la renuncia completa a la soberanía nacional a cambio de una falsa promesa de desarrollo para Nicaragua. El secretismo y la rapidez con el que se llevó a cabo la operación, así como el bombardeo mediático a favor de los beneficios de la inversión extranjera y del potencial empleo generado por el mega-proyecto, mantuvieron a la población a la expectativa. Las primeras voces indignadas del pueblo nicaragüense no tardarían en hacerse escuchar ante este ataque a la soberanía nacional y a sus derechos. Con el tiempo, se han convertido en un gran movimiento organizado, de base y dirigencia campesina y sin intervención de partidos políticos. Como Sergio Ramirez apunta es “el (movimiento) más auténtico y vigoroso nacido en Nicaragua en los largos años del régimen de Daniel Ortega1

nica-canal-4

“Nuestra organización es autónoma y pluralista. Que quede claro que no admitimos manipulaciones de nadie, porque pensamos y actuamos por nosotros mismos. Estamos organizados bajo la bandera azul y blanco, y seguiremos defendiendo la tierra, el lago y la soberanía nacional hasta lograr la derogación de la ley canalera, la concesión más vende-patria en la historia de Nicaragua”2.

Medardo Mairena, vicecoordinador del Consejo Nacional en Defensa de nuestra Tierra, Lago y Soberanía nos comenta que “pasó un año sin que nosotros conociéramos la ley 840, hasta que empezaron a venir los chinos con el ejército a andar midiendo las casas y las propiedades sin pedir permiso a los dueños”. Del temor inicial pasaron a la indignación y comenzaron a organizarse y agruparse en asambleas; “Empezamos a buscar como leer documentos y nos encontramos con una ley que hizo el gobierno con el empresario Wang Jing (Presidente y director ejecutivo del grupo empresarial HKND), que nos desprotege a nosotros los nicaragüenses y vende la concesión de la tierra para construir la mega-obra del canal”. Así empezó el caminar del Consejo, con Francisca Ramírez, Doña Chica, encabezando la marcha con paso firme, al grito de “¡No al Canal!”, “Sí a la vida”, “¡Defiendan su tierra y su derecho!”, “¡Que se vayan los chinos!”

Como Consejo Nacional lo que hemos venido haciendo ha sido divulgar la ley canalera que el gobierno hizo a espaldas del pueblo, realizando foros en diferentes lugares de Nicaragua; porque ellos no fueron consultados ni tampoco se están respetando sus derechos, sus tierras, su tradición, sus costumbres”

La ley 840, aprobada por la Asamblea Nacional en solo 6 días y sin la debida consulta popular, está calificada de “orden público” y de “interés social” y deroga cualquier ley que se le oponga. Entre otros, autoriza la expropiación de cualquier propiedad, sea privada, estatal o de una comunidad indígena, si HKND Group lo considera necesario. Por si fuera poco, el Acuerdo Marco de concesión exime tanto al gobierno como al inversionista de la obligación de reubicar a la población expropiada o brindarles condiciones económicas y sociales similares a las que tenían.3Barbarino Bernardo García, campesino de la comunidad del Pejibaye, Punta Gorda, explica: “el gobierno y las alcaldías dicen que van a pagar unas 500 córdobas por manzana a quien tenga las escrituras (siendo que el precio de mercado por manzana llega a las 25.000 córdobas), pero al que no tenga título, a ese simplemente lo van a sacar. Le pedimos al gobierno que respete nuestros derechos, que no tenemos en venta las tierras porque mi padre me las enseñó a trabajar y honradamente me las he ganado con mis sudores y es donde mantenemos a nuestras familias”.

Mapa Canal Nica

El monstruoso Canal Interoceánico proyectado en Nicaragua, que pretende conectar el Océano Pacífico con el Atlántico, tiene más de 250 km de longitud, y un área concesionada de más de 5000 km2. La infraestructura contempla puertos, aeropuertos, ferrocarril, oleoducto, zonas de libre comercio, centros turísticos, lagos artificiales y represa. Esta mega-obra parte el país en dos, afectando a su paso a todo el tejido social, y limita la comunicación terrestre a lo largo del país a sólo dos puntos. Ni qué decir de los graves impactos mediambientales que provoca al incidir directamente sobre las Reservas Naturales de la zona sur y el Gran Lago de Nicaragua. Como nos comenta Medardo, “esa megaobra nos afecta porque parte el Lago Cocibolca, que es el único gran reservorio de agua potable que tenemos en centroamerica. Habemos 300.000 personas que toman agua de ese lago y con el canal pues van a contaminar el agua”

Fotoreportage Regeneración Radio

El Consejo Nacional ha logrado una gran capacidad de movilización en el país. A pesar del desgaste económico y social que supone la organización, estas familias siguen en pie de lucha. “Hasta este momento ya tenemos 2 años y resto de estar en esta lucha con 65 marchas contra el canal. Hemos movilizado a más de 500.000 personas a protestar a pesar de que no contamos con recursos económicos… muchos gastos por culpa de las ambiciones de poder” nos comenta Medardo, que tiene ya 2 años de vivir lejos de su familia por su compromiso con la lucha. Jose Umberto Echevarría (Chepito), lider campesino e integrante del Consejo Nacional, apunta que la lucha anticanal ha conseguido incluso trascender las históricas divisiones políticas, .

Aquí andamos sandinistas, liberales, consevadores, democráticos, católicos, evangélicos, adventistas… Y aquí nos abrazamos todos, nos cuidamos todos y caminamos todos juntos; porque el campesino solo tiene una bandera; la azul y blanca de Nicaragua”.

Por su parte, Hector Mairena, joven creyente de la comunidad de Eloísa, Punta Gorda, nos transmite las reflexiones a las que se enfrenta como religioso: “A veces los cristianos permanecemos como un poco ajenos a esta lucha que podríamos decir social y pensamos que nuestro trabajo es espiritual. Yo creo que no es así porque Jesús vino a relacionarse con los pobres y los más necesitados, y esa es nuestra misión: Defender a los pobres… tenemos que estar unidos en lo social y en lo espiritual”.

Lee el artículo completo en: http://komanilel.org/2016/06/16/articulo-la-lucha-del-pueblo-de-nicaragua-contra-el-canal-interoceanico/

Comentarios

Comentarios

Comunitaria