Perú: Por memoria, justicia y dignidad – 5 de abril

texto: Katz Carrillo

imágenes: El Maizal

Cerca de 50 mil personas se manifestaron este 5 de abril en Lima en contra del Fujimorismo, y otros cientos en las principales ciudades del resto del Perú.

Estas acciones masivas y en red han tenido lugar exactamente 24 años después de que el ex presidente Alberto Fujimori disolviera el Congreso y marcara con ello el inicio de su periodo dictatorial. El objetivo de los manifestantes en todo el país fue el dejar en claro que su memoria está viva y que de ninguna manera permitirán que se repita algo similar.

Como se sabe, la candidata a la presidencia del Perú Keiko Fujimori, quien fuera primera dama de la nación durante los últimos años de la dictadura de su padre, está en carrera presidencial con un alto índice de aprobación que le permitirá pasar a la segunda vuelta electoral.

Entre los movimientos civiles y de derechos humanos que estuvieron presentes en la marcha en la ciudad de Lima se encontró la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú, quienes llevan una lucha de más de 30 años por encontrar a sus familiares. Ellos buscan, mediante sus acciones, concientizar a la población y recordar el periodo de violencia que sufrió el país, tanto de parte del estado como de los grupos terroristas, para que un periodo similar no se repita.

 Otro grupo importante presente en la manifestación fue la Coordinadora Contra la Impunidad, un grupo conformado en su mayoría por los familiares de las víctimas del terrorismo de estado, como los de los estudiantes de la Universidad Enrique Guzmán y Valle “La Cantuta”. Como se recordará, ellos murieron y fueron desaparecidos a manos del ejército peruano con la autorización del gobierno Fujimorista. Este crimen de lesa humanidad es una de las razones por las que el ex dictador cumple hoy condena.

Muchos ciudadanos mostraron también su rechazo a la bancada del partido fujimorista que hoy también se encuentra en carrera para conseguir lugares en el Congreso. Mediante pancartas, muñecos, disfraces, banderolas y fuertes arengas, los manifestantes resaltaron los crímenes de corrupción y las asociaciones ilícitas que varios candidatos a congresistas de dicho partido mantienen con el narcotráfico.

Sin embargo, la mayoría de personas que participaron de la masiva manifestación, lo hicieron para mostrar su rechazo a Keiko Fujimori. Los manifestantes, en especial las mujeres, decidieron conmemorar, a través de acciones artísticas y de protesta, a las miles de mujeres que durante el periodo de dictadura fueron víctimas de esterilizaciones forzadas. Estos crímenes fueron llevados a cabo en el marco del Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar que esterilizó sin consentimiento a por lo menos 300 mil mujeres y 26 mil hombres, en su mayoría pertenecientes a comunidades andinas y rurales. Este programa se implementó el año 1996 y duró hasta el fin del mandato fujimorista, periodo en el que Keiko Fujimori cumplía las funciones de Primera Dama del gobierno.

Y así fue que, acompañados de música de batucadas, sikuris y otras apuestas artísticas, los manifestantes cubrieron alrededor de 40 cuadras del centro de Lima y demostraron que el pueblo tiene memoria y que luchará por justicia y con dignidad contra cualquier elemento que amenace la integridad democrática y los derechos humanos de su nación.

Comentarios

Comentarios

Comunitaria